Carta #3: A mi yo del pasado

Querida yo:

Creo que es la primera vez que te escribo de “manera formal” y hay mucho que quiero decirte.

En principio, quiero comentarte que desde el aquí y el ahora es mucho lo que tengo que agradecerte. Primero por ser desde siempre determinada, estabas destinada a ser y a estar aquí, no fue por casualidad que llegaste 11 años después que tu “último” hermano, tampoco es una especie de suerte que decidieras ser la única niña luego de 5 hermanos varones.

Siempre dijeron que había sido buena tu llegada porque las hembras “acompañan” a sus padres en la vejez, son “más de casa”, “halan para el lado de la mamá”, sin embargo tú tenías otros planes y te lo agradezco.

También te agradezco haber sido una niña feliz sin haber importado ninguna de las circunstancias. Nunca te importó cuántas veces cambiaste de casa o de colegio, porque tú naciste para hacerte notar.

Sí, debo reconocer que muchas veces fui injusta contigo, no fui suficientemente amable e incluso te obligué a no ser lo querías para poder “cumplir” con algunos estándares, pero ahora que puedes leer esto te digo que mi intención no era anularte, sino prepararte para algunas cosas que nos iba a tocar vivir.

De ti amo tu capacidad para aceptarte, para amarte y para amar a los demás, a veces te pasas de pendeja, pero reconozco que es una de las cosas que más admiro de ti. Te gusta estar ahí…

También reconozco esa habilidad de no pensar solo en ti sino en tu entorno, cuando haces algo siempre piensas en las consecuencias y me gusta, porque te hace no ir por el mundo hiriendo a personas sin necesidad.

Si nunca te lo he dicho antes, estoy muy feliz de las cosas que hemos logrado, definitivamente nada ha sido suerte y estoy muy feliz de que hayan tantas personas en el camino que también nos hayan traído hasta aquí.

Hoy te invito a seguir aprendiendo, a seguir reconociéndote y dándote el espaldarazo que necesitamos, pero sobre todo, te invito a seguir siendo la razón por la que cada día puedo ser mejor y por la que estoy en el lugar en que me encuentro hoy.

Querida yo de pasado, ¡estoy muy orgullosa de ti! Me has llevado a momentos y espacios inimaginables y me has hecho saber lo que es bueno y lo que no es para mi.

Gracias por permitirme rodearme de quienes amo y de quienes me aman, gracias por estar siempre para mi.

Carta #3: A mi yo del pasado – Reto 100 cartas creativas de Si te lo cuento

1 comentario en “Carta #3: A mi yo del pasado”

  1. Me encantaaaaaaa, esta carta está para imprimirla y ponerla en un lugar en que la veas a diario. Felicidades por quererte tanto y por reconocerlo. Te amo. Y amo a la Aura del pasado también.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba